lunes, 16 de mayo de 2011

Historia del Escarabajo: El Hebmüller.

El Escarabajo descapotable era considerado una de las piezas más valiosas de la gama, incluso en la fase de los primeros prototipos, pero en 1.948 cedieron dos versiones a dos compañías diferentes, apareciendo así dos cabriolés originales de Volkswagen.
1.- Una versión de cuatro asientos, la más famosa y producida durante más de treinta años por Karmann.


2.- El Hebmüller, un elegante dos asientos, diseñando un nuevo marco para el parabrisas e incorporando dos vigas de sección en Z bajo el bastidor.


El aspecto más chocante del coche era que la cubierta trasera parecía empezar como el capó de un Escarabajo. 

El primer auto producido para el test en abril de 1949, fue sometido a severas pruebas y a 10.000 Km. de manejo sobre caminos en mal estado, pasando airoso todos los escollos. 



La total aprobación de Wolfsburg fue dada, encargándose 2.000 vehículos Tipo 14A según su nueva denominación oficial.




Una de las características mas destacadas del Hebmüller, era la capacidad de poder ocultar su capota detrás del asiento trasero. Esta operación podía ser fácilmente efectuada por una sola persona, gracias al agregado de resortes con amortiguador en su mecanismo.

Los colores de carrocería utilizados, eran: negro (L41), rojo (L50), amarillo (L61) y marfil (L60), o las combinaciones de negro con los costados en rojo, negro con marfil, negro con beige (L71), negro con amarillo, rojo con marfil, marrón medio (L70) con marfil y marrón medio con beige; aunque también podían encargarse colores a elección del comprador con un costo extra.




Pero la promesa de un futuro brillante, se vería opacada por el humo de un incendio, que tuvo lugar el Sábado 23 de julio de 1949, alrededor de las 14:00 hs. en el sector de rociado de pintura y que luego se extendió sobre parte del área de producción. El departamento de pintura quedo totalmente destruido, y parte del techo cayó sobre la maquinaria y algunos autos aún sin terminar.

Cuando mas tarde pudo estimarse el daño causado por las llamas, no resultó ser tan grave como en un principio parecía. Aunque fue el comienzo del fin de la firma Hebmüller. Cuatro semanas después, la fábrica reinició sus actividades, llegando a construir 104 autos en el mes de noviembre y 119 durante diciembre. En Enero de 1950 se llegó al techo de 125 unidades, pero comenzaron a evidenciarse serios problemas financieros para la Hebmüller. A partir de entonces la producción comenzó a decaer abruptamente hasta cesar por completo en abril de ese año. En Agosto de 1951 se produjo un último único coche. Luego de ello la planta se detuvo totalmente.



La producción total de este modelo solo de 696 unidades fabricadas, lo que hace de este coche uno de los modelos más deseados, buscados y cotizados de toda la gama Volkswagen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada