jueves, 27 de septiembre de 2018

Karmann Ghía Cabrio 1970


NOVIEMBRE 2016.

Se cumplió mi gran sueño, tener un VW Karmann Ghía Cabrio!!!


Este coche lo trajo mi cuñado Pablo de California, y comenzó a desarmarlo con idea de realizar su restauración, por mucho que le insistí, durante años se negó a venderme el coche.


Pasaron AÑOS, y el coche seguía en el mismo estado, bueno realmente cada vez estaba peor, le entraba agua de lluvia, y permanecía en el olvido, de vez en cuando le volvía a preguntar:
Pablo, véndeme el Karmann, y siempre la misma respuesta NOOOOO.


Hasta que después de 8 años en la misma situación, un día me dijo, te vendo el Karmann!!!


No me lo podía creer, mi sueño podría hacerse realidad, la verdad es que me lo pensé bastante, no es lo mismo comprar un coche para desarmarlo uno mismo, que comprar un coche desarmado hace tiempo, siempre piensas que piezas le faltaran, o si podré terminar el proyecto, y te asaltan muchas dudas.


Al día siguiente acudí con el dinero pactado para su compra decidido a realizar mi proyecto soñado.


Coche a la grúa, y destino a un taller de chapa para empezar con la carrocería.


El motor del coche lo llevé a mi mecánico habitual para que comenzara a ver como se encontraba.


El coche estaba muy descuidado, años en América sin hacerle ni caso, solo hay que ver como se encontraba la casi inexistente capota, o la tapicería de los sillones, o tantas cosas...


Cajas de material sin identificar, para limpiar y buscar repuestos.


Y así dejé el coche en el taller de chapa Miguel, empieza la Aventura.


miércoles, 26 de septiembre de 2018

Un estreno muy Floreado.


Para celebrar el estreno del Karmann, nada mejor que ponerle algunas flores al coche.


Una colaboración para un catálogo de unos amigos, 3 horas tardaron en poner las flores en el coche.


Menudo Macetero.


El anuncio lo rodamos en el Poris, sur de Tenerife.


Al terminar, un buen baño en el Muelle.


Y una visita al Faro.


martes, 25 de septiembre de 2018

lunes, 24 de septiembre de 2018

Los Sueños, Sueños son...


Coche en el taller, momentos de analizar su estado general, ver por donde empezar, así se pasaron un par de meses, menos mal que dí con gente seria, pero recuerdo que cuando empecé con el Kubel, pasó lo mismo y estuvo en 3 talleres diferentes de chapa.


Después de unas cuantas visitas, decidimos dejar guardado el chasis, y separarlo dela carrocería, para eso soldamos unos hierros en el lugar de las puertas para evitar deformaciones de la carrocería.


Pero cuando me van a meter mano???
La próxima semana...


Entonces decidimos que lo mejor sería pasar por un chorro de arena algunas partes de la carrocería como bajos de rueda, fondo del coche, hueco del motor, interior de las aletas y hueco del maletero, para poder trabajar mejor en esas zonas, y que el resultado final fuera mucho mejor.


Para ello llevamos la carrocería al amigo Juanma, un profesional que tiene sus instalaciones en la Dársena Pesquera de Santa Cruz de Tenerife.


Cámara y Acción!!!


El chorro de arena comienza a quitar restos de pintura, grasa, quita los óxidos y deja la chapa viva.


Este trabajo hay que hacerlo con mucho cuidado ya que el excesivo calor y la fuerza del chorro pueden llegar a dilatar la chapa.


Vuelta y Vuelta y seguimos con el proceso.
Aquí se puede ver como se encontraban los fondos del coche antes de comenzar el arenado.


 Con todas las medidas de protección necesarias, continua el proceso.


Aquí se ve el resultado final, la chapa viva y libre de pinturas, grasas y óxidos.


De nuevo en la grúa para ir al taller a recibir una mano de fondo, ya que si se queda así el coche, en dos días estaría totalmente oxidado.


Mientras tanto, el chasis queda guardado esperando su turno.


De vuelta al taller sobre unas burras, esperando su mano de fondo.


Interiores y resto del coche limpios del todo.


Y se le dio fondo a toda la parte que tenía la chapa viva, lo peor de todo fue toda la parte baja del coche,ya que había que fondear toda la parte que quedaba chorreada con arena.



NOVIEMBRE 2016.

Se cumplió mi gran sueño, tener un VW Karmann Ghía Cabrio!!!


Este coche lo trajo mi cuñado Pablo de California, y comenzó a desarmarlo con idea de realizar su restauración, por mucho que le insistí, durante años se negó a venderme el coche.


Pasaron AÑOS, y el coche seguía en el mismo estado, bueno realmente cada vez estaba peor, le entraba agua de lluvia, y permanecía en el olvido, de vez en cuando le volvía a preguntar:
Pablo, véndeme el Karmann, y siempre la misma respuesta NOOOOO.


Hasta que después de 8 años en la misma situación, un día me dijo, te vendo el Karmann!!!


No me lo podía creer, mi sueño podría hacerse realidad, la verdad es que me lo pensé bastante, no es lo mismo comprar un coche para desarmarlo uno mismo, que comprar un coche desarmado hace tiempo, siempre piensas que piezas le faltaran, o si podré terminar el proyecto, y te asaltan muchas dudas.


Al día siguiente acudí con el dinero pactado para su compra decidido a realizar mi proyecto soñado.


Coche a la grúa, y destino a un taller de chapa para empezar con la carrocería.


El motor del coche lo llevé a mi mecánico habitual para que comenzara a ver como se encontraba.


El coche estaba muy descuidado, años en América sin hacerle ni caso, solo hay que ver como se encontraba la casi inexistente capota, o la tapicería de los sillones, o tantas cosas...


Cajas de material sin identificar, para limpiar y buscar repuestos.


Y así dejé el coche en el taller de chapa Miguel, empieza la Aventura.



Por fin puedo decir que este proyecto está terminado, después de año y medio, este VW Karmann Guía de 1970 vuelve a estar operativo.


De California a Tenerife!!!


Muchas gracias a todos los que me ayudaron a realizar este sueño, al taller de chapa y pintura Miguel, a Francis por realizar toda la instalación eléctrica, al taller Antonio Martín por la mecánica, a mi cuñado Pablo por venderme el coche, a mi buen amigo Santi por las horas de montaje realizadas, a los amigos del suplemento VWeekend por hacer un reportaje en Nuestra Revista, a David de BBT por la profesionalidad demostrada en la búsqueda y envío de las piezas faltantes, al ingeniero Pepe Ascanio por la rapidez y eficacia en la matriculación de este coche como Vehículo Histórico, a Tomás por hacer toda la tapicería del coche, a Carmita por la paciencia demostrada en las horas dedicadas a este proyecto y a todos los amigos y familiares que me han ayudado a devolver este coche de nuevo a la vida!!!


Ahora a disfrutarlo, aunque ya le estoy dando vueltas a un nuevo proyecto...



viernes, 21 de septiembre de 2018