miércoles, 14 de diciembre de 2011

Escarabajo de oro.

Aquí tenemos otra muestra de que el dinero no puede comprar estilo ni clase, para descubrir esto solo hace falta ver este Volkswagen Beetle de 1968, más conocido como el escarabajo, cubierto completamente por oro.



Este coche que fue presentado en el Show de Lujo realizado en Bucarest, Rumania, está cubierto por pequeñas laminas construidas en vidrio y oro de 18 kilates y luego aplicada practicamente en la totalidad del coche.
Para los que desean este vehículo, tenemos que decirles que tiene un precio estimado de 88.000 dólares.
Viendo este coche solo puedo recordar esa frase de que el dinero es lo único que diferencia a los locos de los excentricos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada