viernes, 15 de agosto de 2014

De nuevo en la carretera.

Ayer salimos de ruta hacia Taganana, a pesar de no tener la pierna escayolada, todavía me queda un mes sin poder apoyar la pierna, sin poder conducir, pero con muchas ganas de realizar una escapada con la t1.


Para llegar a Taganana hay que coger una carretera muy estrecha,  llena de curvas, con unas bajadas no aptas para los frenos de la t1, vamos que cualquiera no podría llevarla hasta allí.


Y Carmen superó la prueba con creces, llevó la t1 hasta la playa de Almaciga sin ningún problema.


Nada mas llegar, nos fuimos al mar, hacía meses que no podía disfrutar de un baño en el mar.


Después del bañote, una cena junto al mar.


Estar en un sitio así y disfrutar de esta vista es increíble.


Hacía mucho tiempo que no dormía en la furgo, menuda sensación de libertad!


Ya por la mañana la playa estaba más increíble aún, y estas eran nuestras vistas mientras disfrutamos de nuestro desayuno.


Hogar, dulce hogar.


Desayunando junto al mar.


Esto se que es una buena rehabilitación para mi pierna.


Ahora el regreso a casa, menuda subida.


Y menuda experta!


Esto lo repetiremos seguro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada