viernes, 28 de noviembre de 2014

Vuelta a la Isla.

Al salir del Sur, después de subir muchos pueblos de Tenerife, paré en Santiago del Teide para dejar descansar el motor antes de continuar subiendo.
Por un momento dudé si había llegado a Suiza.


Una parada obligatoria a mitad de camino en un  irador para contemplar el Teide nevado.


Me quedé con ganas de haber subido por el Teide, pero me pareció mucho tute para estrenar un motor, pero me quedo con estos paisajes.


Disfrutando del Sol y haciendo un poco el Ganso.


Y así llegué al Tanque, me gustó mucho el diseño de las paradas de "Guagua".
No pude resistir la tentación de parar junto a una de ellas.


Y después de recorrer 200 kilómetros llegué a La Laguna sin un solo problema.
Tenemos motor para rato!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada