lunes, 27 de julio de 2015

Comienzan las cacerías.

Ayer domingo comenzaron los entrenamientos de perros de caza.
Otto y yo no nos lo podíamos perder, así que cogimos el coche oficial de las cacerías, el Kubel, y nos dirigimos a la zona de caza.


Reencuentro de Otto con su hija.


Aparcamiento en nuestro coto de caza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada