sábado, 16 de enero de 2016

El Hot Wheels mas caro del mundo es una VW.

El "Rear Loader Beach Bomb" es el "Hot Wheels" más caro del mundo y Bruce Pascal lo tiene.
Sin duda alguna, con el paso de los años, los juguetes han comenzado a adquirir valores cada vez más ostentosos, ya sea por sus funciones, o por su popularidad en el mercado.


Sin embargo, también existen los llamados "juguetes de colección" que a pesar de su simplicidad, adquieren precios casi irracionales tan solo por su rareza y escasas apariciones.
Este es el caso del "Rear Loader Beach Bomb", un pequeño vehículo a escala, inspirado en una furgoneta Kombi, cuya distribución se realizó de la mano de la compañía Mattel en 1969.


Aunque el juguete solo mide alrededor de seis centímetros, modelo de relación 1:64 de su versión real, su precio actual asciende a 150 mil dólares.
Bruce Pascalpuede presumir de tener dos ejemplares en su colección. El coleccionista le compró una de las reproducciones a Chris Marscha, quien a su vez lo adquirió de un ex trabajador de la compañía de juguetes junto con otros modelos de "Hot Wheels".


Hoy existen dos categorías para los autos a escala, aquellos que sirven para recorrer una pista y los que están destinados a ser mostrados solo en una vitrina.
No obstante, en 1969 la orden de la compañía Mattel era que todos los autos pudieran funcionar en una pista y así poder detallar sus maniobras en la caja de empaque.
Por esta razón los dueños de la famosa firma de autitos a escala se vieron obligados a replantearse el modelo del "Rear Louder Beach Bomb" y perfeccionarlo, ya que se salía de la trayectoria de las pistas y se volteaba por su angostura en comparación al ancho del carril.
Así fue como los diseñadores incluyeron dos pequeños soportes para tablas de surf en cada costado del vehículo para ampliarlo y que fuera capaz de recorrer las autopistas de juguete.



El prototipo final se convirtió en el Volkswagen Beach Bomb, que por su singularidad llegó a costar los varios miles de dólares para los coleccionistas de hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada