lunes, 21 de marzo de 2016

Una Volkswagen T1 Super Deluxe de 1963 con la exclusiva caravana Eriba Puck se subastará el próximo 13 de marzo en la Isla de Amelia (Florida).
Podría alcanzar los 200.000 dólares.


Desde 1999, RM Sotheby es la casa oficial de subastas del Concurso de Elegancia de la isla de Amelia, que reúne en el hotel Ritz-Carlton una increíble selección de los automóviles más deseados del mundo.
El año pasado logró unas ventas de 60 millones de dólares y en éste esperan superar dicha cifra con el casi centenar de vehículos en puja.
Por 300 dólares se puede conseguir dos entradas para la subasta y el catálogo oficial de los vehículos en venta.


Entre los más llamativos, destaca la VW Transporter de 23 ventanas, más conocida como "Bulli" o "Samba Bus".
El microbús que ahora se subasta está restaurado como el modelo original, con la pintura de su carrocería e interior en tonos azul turquesa y blanco.
Está equipado con un parabrisas dividido en dos, seis ventanas laterales en cada lado, luna trasera, y ocho pequeñas ventanas de claraboya, indicativos del modelo, así como un techo plegable de lona.


Un vehículo especial equipado con la apertura del parabrisas denominado "Safari", de apertura frontal. Además cuenta con otra joya, una caravana Eriba Puck de 1967,  diseñado específicamente para la VW. La caravana va equipada con dos camas individuales, cocina de propano con dos quemadores, fregadero, mesa de comedor, armarios y un techo elevable.


Increíblemente, la caravana sólo pesa 325 kilos.
El minibus fue fabricado en Wolfsburg, Alemania, el 13 de marzo de 1963, según su certificado de autenticidad, y se vendió en San Francisco.
Algunos años más tarde, fue adquirida por una escuela privada femenina en Kansas City, ya que ofrece cómodos asientos para nueve pasajeros.


En la década de 1990, la Transporter y la caravana se unieron en San Francisco de la mano de su nuevo propietario, David Yost, que los restauró, invirtiendo unos 11.000 dólares, sólo en la caravana .
A continuación, fue vendida a mediados de la década de 2000 y ha tenido dos nuevos propietarios, incluyendo el actual, que ha incorporado un interior renovado, con maletas incluidas a juego con los colores del vehículo.


El motor trasero, de gasolina, es un cuatro cilindros de 1.585 cm3 y 50 CV de potencia, refrigerado por aire con carburador Solex, y con cambio manual de cuatro velocidades.
Ya sólo queda saber quién será el nuevo propietario del siglo XXI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada