jueves, 3 de noviembre de 2016

Museo Michael Fröhlich Alemania.


En otro contexto estaríamos hablando de una colección costosa de los mejores automóviles que han corrido sobre las carreteras del mundo.
Pero este museo es atípico. Aunque exhibe autos como el Jaguar, Rolls Royce, Porsche, Mercedes-Benz y por supuesto, nuestra querida t1, entre otros-
Michael Fröhlich desarrolló una exposición con autos “esculpidos por la naturaleza”.
Estuvieron en la intemperie y con los años el bosque los dejó en el estado en el que se encuentran actualmente.
Para algunos entusiastas de los autos, el dejar que el tiempo haga estragos de este tipo en estas piezas no tendrá perdón. Para su dueño, que se declara conocedor y entusiasta de los autos, este “tratamiento” les otorga una estética única.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada