jueves, 5 de septiembre de 2013

Jueves de entrenamiento.

Hoy jueves regresamos al Coto, y a las 8 de la mañana soltamos los perros.


Este es el Valle donde acudimos hoy, ya desde primera hora el sol nos avisaba del calor que pasaríamos hoy.


TREMENDO EQUIPO.


Otto y Tollo refrescándose un poco.


De pronto a Popo le cayó un higo pico en el hombro y brazo, menudos picores, lo que no sabemos aún es de donde salió ese higo pico volador.


No es que pensara que estaba en la playa del Socorro, estaba intentando quitarse los picos con una rama, Rambo a su lado es un principiante.


Perros cazando en la montaña, nos sacaron 6 conejos, pero no pillamos ninguno.


No tiraba mal el puro de Popo.


Hoy nos encontramos un conato de incendio, menos mal que pasamos por allí y lo pudimos apagar.


Otto se metió en un estanque para variar y acabó un poco sucio.


Y después de la caza, llegamos a nuestro refugio, el Kubel nos esperaba a la sombra.


D. Emilio preparándose para la siesta de antes de almorzar.


No está mal el invento, mientras yo preparo la comida, otros duermen la siesta.


Un pequeño picoteo de huevos fritos y pimientos del demonio, todos picaban.


Unas bandejas de papas con costillas para mantener el régimen.


El Golfo de Felipito con Otto.


Y de postre unos cubatas.


Regresamos un día más sin pillar un conejo, pero muy contentos por pasar un buen rato entre amigos y familiares.


Este coche es un mechero, ahora que están muy de moda, no gasta nada, aquí junto a unos higos picos que tanto le gustan a Popo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada