miércoles, 2 de abril de 2014

6 Etapa, Barbate, Cádiz, Sevilla.

Amanece el jueves y como todos los días del viaje luce el sol.


Dejamos atrás esa fabulosa playa después de haber desayunado como Dios manda, un tremendo bocadillo de jamón serrano.


Hicimos una parada para descansar en el Faro de Trafalgar, nos tomamos el día con mucha calma, la idea era llegar a Cádiz y ya por la noche regresar a Sevilla, más de docientos kilómetros nos quedaban para ese día.


Así era todo el camino, menudos parajes, verde a un lado y la playa al otro, nada mejor que ir costeando.


A media mañana llegamos a Vejer de la Frontera, catalogado como uno de los pueblos más bellos de España, una caña en un sitio así, sabe diferente.


Y nuestra próxima parada fue Cádiz.


Una nueva parada para comer, conocer Cádiz, perderse por su casco antiguo y buscar la pegatina de esa etapa.


Ya por ta tarde, después de un buen descanso para la furgo, continuamos hacia Sevilla, para pasar la noche en un camping de Dos Hermanas para al día siguiente continuar hacia Huelva, que la dejamos para el final.
Otro paseo increíble, y la pérdida de aceite nos continuaba dando alegrías, ya solo parabamos cada 100 kilómetros y siempre tenía un gasto insignificante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada