martes, 1 de julio de 2014

A mi Amigo Daniel.


Este es con diferencia el peor reportaje que he escrito en este blog en toda mi vida, a veces la vida te cambia en un segundo y ya nada vuelve a ser como antes.
Y desgraciadamente ese segundo pasó, no quería dejar de hablar de mi Amigo Daniel.


Una increíble persona, un gran amigo de sus amigos.


Hay mil momentos inolvidables, esa fiesta Far West, donde se quedó con todo el mundo dando un concierto de armónica.


Hemos acudido juntos a las 4 ediciones del Weekend, como no recordarlo, le encantaban estas fiestas y siempre se hacía querer.


Desgraciadamente no hay palabras que puedan hacer que regreses, ya nos gustaría, y tampoco hay lágrimas que puedan hacerte volver.


La familia Volkswagen de Canarias, nos hemos quedado desolados, este vacío no se llenará nunca.


A pesar de estar juntos hace una semana, ninguno de nosotros pudimos decirte adiós, pero no olvidaremos nunca nuestros últimos días juntos.


Mis recuerdos de ayer durarán toda la vida, guardaré los mejores, que son todos, ya que nunca existieron otros momentos, recuerdo esas Beach-Party con tu querida amiga Conchy a la que le envío un fuerte abrazo.


El amigo que me tendió una mano en toda mi rehabilitación, llegando incluso a romperse un dedo, al sacarme del agua.


Esos baños al amanecer, siempre el primero en bajar al mar.


Tu luz brillará siempre entre nosotros, llegaste a nuestros corazones de donde nunca saldrás.


Me encantaría decirte tantas cosas!!!!!
Desgraciadamente ya no será posible.


A tu lado conocimos la felicidad, como continuar ahora que no estás?


Ahora todos tenemos que seguir adelante sin ti, intentar poco a poco recuperar la normalidad, personalmente se me hará muy difícil.


Nos quedamos muy tristes, eso es algo que no podemos ocultar, pero así es la vida, desgraciadamente siempre los mejores se van primero.
No podemos acompañarte en este viaje.


Siempre recordaremos lo bien que nos tratabas en tu Isla, y especialmente en ese Burrero como tu decías, bajo una calma chicha.


Ahora a todos nos toca volver a empezar, nos costará recuperarnos de esta, volveremos a ese Teide que tanto te gustaba.


Esas noches rodeados de buenos amigos bajo las estrellas.


Amigo Daniel, hasta siempre, no te olvidaremos.


Espero que ahora descanses en paz.


Me quedo con todas esas despedidas que duraban hasta el amanecer y que tal vez en el fondo deseaba con toda el alma que no amaneciera porque no queríamos irnos, me quedo con ese último fin de semana que tanto disfrutamos todos juntos.


Son muchas historias vividas, un abrazo Amigo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada