miércoles, 2 de septiembre de 2015

Domingo, a por Olas...

El domingo, a pillar Olas, primera vez que meto el tablón en el cabrio, casi no cabe dentro.


Imposible aparcar en la playa.


Así que plan B, a aparcar en casa de mis primos.


Menudo privilegio es poder dejar el cabrio a la sombra, sin peligro, bien vigilado y a veinte metros de la playa.


Tremendo día, sol increíble en la Playa del Socorro.


Y algún revolcón que me pegué.


Después para recuperar el cuerpo, una hamburguesa disfrutando de esta espectacular vista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada