miércoles, 11 de noviembre de 2015

Un camino para el Kubel.

Si el viernes salimos a dar una vuelta a la Punta con la t1 y el sábado a por olas en el cabrio, llegó el domingo, y decidimos sacar el que faltaba, el kubel.
Así que quitamos capota, cristales, puertas y bajamos el cristal delantero, y salimos en dirección al Monte de Pedro Álvarez.


Ese forro es original del Kubel, que nos recuerda su pasado militar, su función es evitar que los reflejos del sol sobre el cristal, delaten su situación a los aviones que estén volando sobre nosotros.


Después de unos cuantos kilómetros por caminos de tierra, llegamos al final de la pista.


Este coche es una pasada, es un auténtico mecano, cuantos coches conocen que se puedan desmontar así?


Este fue el final del camino, un bonito paisaje de verdes montañas, y al fondo el mar.


Por el otro lado, mas montañas, abajo Valle de Guerra junto al mar, y al fondo El Teide.
Espectacular!!!


Sin duda, el VW. más divertido de todos los modelos.


Todo este paseo en compañía de Carmen, que llevó el Kubel todo el camino y disfrutó como una chiquilla.
Por cierto, hoy es su cumpleaños, Muchísimas Felicidades!!!!


Una parada a la sombra, mediados de noviembre, y un día de sol increíble, ideal para pasear.


Ya comenzamos el camino de vuelta, para poder llegar a casa a tiempo de ver la carrera de moto GP.


Repetiremos este paseo con otros kubel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada