martes, 27 de marzo de 2012

Carretera Panamericana en un Escarabajo.

¿Puede usted imaginar conducir desde Argentina a Alaska? Pues eso es lo que realizó Pedro Delgado en un Escarabajo de 1981.
Así es, en 1990, Pedro cumplió su sueño de toda la vida de realizar la conducción de la Carretera Panamericana.


Cuando era niño, vería pasar a los conductores a lo largo del tramo de la carretera que pasaba por su ciudad natal, Tucumán, Argentina y siempre acababa pensando lo mismo, "Me gustaría ver a dónde lleva ese camino." Así que a la edad de 59 años, se puso al volante de su escarabajo de 1981 y se enteró de primera mano de donde llega esa carretera.


La conducción de Ushuaia, Argentina a Prudhoe Bay, Alaska, fue un viaje en el que Pedro conducía su vehículo solo todo el día, viajó en solitario, y su viaje duró 68 días, de los cuales 38 días fueron de viaje, y 30 días se le pasaron haciendo los derechos de aduana, el mantenimiento del vehículo, y el tiempo empleado en Colombia, esperando al barco que llevaba a mi Volky Colombia a Panamá.


Pedro se enfrentó a diferentes desafíos, en 1990, había muchos grupos terroristas que operan en América del Sur y Central, Pedro nos recuerda que fue detenido por parte de Sendero Luminoso en el Perú y el grupo terrorista de las FARC en Colombia, ambos de los cuales tuvo que sobornar para poder continuar su camino.


Añade que el hecho de que él habla español fue una gran ayuda, muchos se sorprendieron de ver que Pedro venía de tan lejos con ese pequeño coche, viajando solo y con tan poco equipo.


 Se encontró con muchas dificultades, por ejemplo en Nicaragua, donde muchos funcionarios gubernamentales asumieron que él era estadounidense, debido a su apariencia.
Sin embargo, cuando habló en español a ellos en su acento argentino, todas las dudas se disiparon rápidamente.


Parte de la razón de que el viaje de Pedro durase tanto tiempo, fue que se desvió de la carretera Panamericana para que pudiera ver más de los EE.UU., en concreto la Costa Oeste.


Pedro cuenta que fue lo mejor que hizo, porque dice que la parte más memorable de su viaje se llevó a cabo en el sur de California, justo antes de llegar a Los Ángeles, cuando fue rodeado repentinamente por unos 50 coches, todos los cuales comenzaron a tocar la bocina y a gritar.


Al final resultó que, eran argentinos que vivían en Los Ángeles y se dirigían a una. Tertulia en un parque local, cuando vieron las placas de la matrícula Argentina de su Escarabajo, le dieron una cálida bienvenida y le desearon éxito en su viaje.


Después de sus aventuras en la soleada California, Pedro volvió a la carretera Panamericana, con el tiempo viajando por el mismo camino a través de Canadá y Alaska.


Pero su historia no termina ahí, después de alcanzar el final del camino, Pedro decidió que quería ver más de Canadá y EE.UU., así que él condujo todo el camino a San Francisco antes de enviar su querido Escarabajo (Volky) de regreso a la Argentina.


Pero la mejor parte de la historia de Pedro, es que  todavía posee y maneja que ese escarabajo del 81, que ahora tiene más de100, 000 millas en él.


Toda la información de este magnifico viaje la pueden ver en la página: http://blogs.vw.com/beetle/panamericana-beetle-style-pedro-delgado-recounts-epic-drive/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario