lunes, 1 de septiembre de 2014

Continuamos conociendo el Hierro.

Todo el camino nos acompañó el buen tiempo, nada mejor que viajar con el aire acondicionado de la t1 en funcionamiento.


La carretera del Verodal a la Orchilla me pareció mágica, una tremenda subida, estrecha, llena de curvas, sin ningún tipo de protección, sin tráfico.


Una parado en lo alto para contemplar el paisaje.




Y al fondo, nuestro siguiente objetivo, el faro de Orchilla.


Un bonito grupo.


Bajando al Faro, disfrutando del buen tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada