miércoles, 22 de octubre de 2014

Nueva operación transplante de corazón.

Hace un poco más de dos años, compré esta Doka para recuperar su motor y ponérselo a mi t1, ya el que tenía puesto estaba muy fatigado.


Esa furgoneta no tenía papeles, estaba dada de baja, podrida por todos lados, pero por 70,00€, me arriesgué a montar ese motor directamente en mi t1.


Últimamente cada vez que subía una fuerte cuesta, se empezaba a encender la luz de aceite, claro síntoma de que estaba perdiendo por algún lado presión de aceite, al acelerar, se apagaba la luz, pero así y todo ese motor nos llevó 3 veces a la Gomera, una semana por el Hierro, otra en Gran Canaria y 15 días por toda Andalucía.


Como el problema cada vez iba a mas, el pasado lunes decidí meterla en el taller para ver donde estaba el problema, una vez desarmado todo, encontramos un gran desgaste en el bloque del motor, tiene tanta holgura que es imposible llevarlo a un tornero a rectificar, en la siguiente fotografía se puede ver donde está el problema.


Así comencé la búsqueda de un nuevo motor para poner de nuevo en marcha mi t1.
Vi precios de un motor nuevo, todos por encima de 2.000€ y encima hay que sumarle otros 1.000€ por transportarlo hasta Tenerife.
También pregunté a varios expertos en Tenerife, y esa reparación se quedaba en 3.000€. 
Todas estas opciones me parecieron muy caras, entonces empecé a buscar algún motor usado.


Entonces acudí de nuevo a visitar a un viejo amigo, y de paso ver si me vendía su t1, la venta salió negativa, de momento no se vende, tendré que aumentar mi ritmo de visitas, pero si tenía un motor de una t1 doble cabina, es un 1.500 cc. a 6 voltios, me lo dio para ver si se puede utilizar en mi t1.


Así dejamos el motor en mi mecánico habitual para ver como se encuentra después de llevar parado 11 años y no muy bien guardado, ahora a esperar para ver si tenemos nuevamente motor para mi t1 que de momento está descansando de tanta ruta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada