martes, 14 de octubre de 2014

Un Sábado en la Gomera.

Sábado 7:30 de la mañana, la mejor hora para darse un baño en el mar, aún brillaba la luna y el agua estaba estupenda, después del baño, hora de desayunar en el mejor restaurante que conozco.


No hay mejor manera de empezar un día de fiesta entre buenos amigos, ya con la barriguita llena, las cosas se ven de otra manera.


Llevo ya 5 visitas a la playa de Valle Gran Rey, nunca la había visto tan llena de arena como esta vez, una playa espectacular.


Pasamos la mañana en el playa, nuestra única preocupación era mantener frías las cervezas, darnos un baño en el mar de vez en cuando y pasar un buen rato.


Mientras pasábamos la mañana, apareció Miguel y Valeria, unos seguidores de este Blog, que llegaron desde Venezuela sabiendo que estábamos en La Gomera y pillaron el ferry y se plantaron en la playa, ademas su madre Liliana del Castillo me envió unos regalos desde Venezuela y me los entregaron allí, menuda sorpresa, gracias Liliana.


Una bonita pareja de recién casados que no dudaron en quedarse con nosotros todo el fin de semana y así poder compartir nuestra fiesta particular.


Entre charlas se nos pasó la mañana, Isidro y Toño aparecieron a rescatarnos, nos esperaban unas chuletas asadas rociadas de buen vino.


Así llegamos a las apartamentos donde se estaban quedando la mayoría de los participantes, hasta Miguel y Valeria decidieron buscar habitación y continuar todo el fin de semana con  nosotros.


Después de una buena comida, y después de que todos los invitados se bebieran los 7 litros de mojitos que preparé, decidimos bajar de nuevo a la playa a disfrutar del bonito día que teníamos.


Hasta los niños disfrutaban de lo lindo de esta bonita Fiesta.


Los niños, y los no tan niños, al amigo Maxi nos dio un concierto, que en un momento tuvimos a toda la playa disfrutando de ese improvisado concierto.


Sin duda este es el espíritu del Weekeend, algo más que una simple Fiesta.


Y con tan buen rollito, llegó la puesta de sol en la playa.


Y como siempre, no faltó la tradicional despedida del Sol con un bonito espectáculo en la playa.


Ya bien entrada la noche, algunos se fueron a dormir, otros a tomar una copa en el Cacatua y otros nos quedamos charlando en nuestro Campamento Base.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada